Los corredores siempre están buscando formas de mejorar su rendimiento y alcanzar un nuevo récord personal. La incorporación del entrenamiento por intervalos en las rutinas regulares, definitivamente ayuda. Una nueva investigación demostró que el entrenamiento a intervalos puede hacer más que solo aumentar tu rendimiento de carrera; también puede ayudarte a perder peso.

En la revisión y el metaanálisis, publicado en el British Journal of Sports Medicine, se analizaron los datos de 36 estudios previos en los que participaron 1,012 personas que compararon los efectos del entrenamiento a intervalos con el ejercicio continuo de intensidad moderada durante al menos cuatro semanas.

Los autores del estudio dividen el entrenamiento a intervalos en dos categorías: HIIT y entrenamiento a intervalos de velocidad. Definieron el HIIT como un ejercicio que se realiza al 80 por ciento o más de su frecuencia cardíaca máxima, y el entrenamiento de intervalos de velocidad como un ejercicio que es igual o mayor que su VO2 máximo (en otras palabras, un esfuerzo total). Si bien los protocolos para cada uno variaron entre los estudios, la rutina HIIT más utilizada incluyó 4 minutos de trabajo de alta intensidad seguido de 3 minutos de recuperación. En cuanto a los sprints, la mayoría usó 30 segundos de esfuerzo “total” alternados con 4 minutos de recuperación, u 8 segundos de trabajo con 12 segundos de recuperación.

¿Los resultados? Mientras que las personas perdieron peso y grasa corporal debido a ambos tipos de entrenamiento a intervalos (HI y sprint) y al ejercicio continuo de intensidad moderada, el entrenamiento a intervalos en general fue más efectivo. Los que realizaron cualquiera de los dos tipos de entrenamiento a intervalos perdieron un 29 por ciento más de peso que los que hicieron ejercicio continuo de intensidad moderada.

Pero solo porque la investigación descubrió que los intervalos son mejores para perder peso, no significa que estos siempre sean los adecuados. Debido a que este tipo de entrenamientos son más exigentes para el cuerpo, no se deben hacer tan a menudo como lo hace con carreras fáciles.

Consecuentemente, realizar un entrenamiento de velocidad realmente difícil que agotó la mayoría de sus reservas de glucógeno, necesitará de dos a tres días de tiempo de recuperación antes de hacer otro. Si se tienen en cuenta estos consejos, y se juntan con una buena alimentación, logrará sus objetivos con mayor prontitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>