Diseñadas para cualquier tipo de reto o desafío, las medias de compresión han sido uno de los grandes avances tecnológicos que se han desarrollado en el mundo deportivo. El uso de estas ha permitido mejorar el rendimiento del atleta, ya que protegen en un 30% el impacto que reciben los músculos durante la práctica, además de acelerar la recuperación post- entreno.

La mejora de la oxigenación en el tren inferior y en el flujo sanguíneo son otros de los grandes beneficios de esta prenda. Sumado a estos, también hay que tener en cuenta que:

• Ayudan a reducir la acumulación de sangre en las piernas y evitan mareos o caídas al ponerse de pie (hipotensión ortostática).

• Ayudan a restringir la hinchazón por acumulación de líquidos en la parte inferior de las piernas y sirven también para prevenir úlceras venosas o el desarrollo de coágulos sanguíneos en las piernas, especialmente cuando se usan después de una cirugía o de haber estado inactivo durante un tiempo. Además, las medias de compresión ayudan a reducir el dolor provocado por las venas varicosas.

• Previenen los coágulos de sangre, especialmente después de cirugía o lesiones cuando uno está menos activo.

•  Evitan la aparición de vena varices, ya que favorecen la circulación sanguínea.

• Pueden ser muy beneficiosas en el caso de una rotura fibrilar gracias al calor y a la sujeción que otorgan.

• Se recomiendan a la hora de hacer ejercicio, ya que además de favorece el riego sanguíneo, conservan el calor y evitan posibles roturas musculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>